Menú

Monumento al radioaficionado

Monumento al radioaficionado - 2003

Situado en El Puertito de Güímar, fue promovido por el Ayuntamiento en el año 1974 que fue el primero del mundo en reconocer la labor voluntaria de los radioaficionados. El monumento original, fue sustituido por uno de acero en 2003, tras la reforma sufrida la plaza donde se encuentra.

La primera Sección Local de la Unión de Radioaficionados Españoles (URE) en Güímar se formó en 1968. Estuvieron tan activos que, en 1974, el Ayuntamiento de Güímar acordó levantar un Monumento al Radioaficionado, el primero del mundo y que fue diseñado por el socio José Enrique Dávila (ex EA8JT). El municipio fue pionero en expresar y materializar la importancia de una afición de la que hoy muy pocos se acuerdan, pero que durante décadas fue la única forma de comunicación inmediata, fundamental para alertar de accidentes o emergencias.

Monumento al radioaficionado - 1974

El monumento está compuesto por una serie de tubos dirigidos al cielo, cada uno de ellos representa a un continente, y flanqueado por cuatro placas de bronce. Siempre ha sido punto de encuentro de radio-aficionados de toda las Islas Canarias y, como no, también del resto del territorio nacional y extranjero.

La afición por la radio siempre ha sido muy importante en Güímar. Actualmente la Unión de Radioaficionados del Valle de Güímar (URVAG), de ámbito comarcal, es la representación local de la Unión de Radioafcionados de España.

En 1997, el Ayuntamiento de Güímar nombró la plaza de El Puertito que acoge el monumento, como Plaza del Radioafcionado Manuel Dávila Santana (EA8ET). Presidió el acto de descubrimiento de la placa la entonces alcaldesa Vicenta Díaz Sáez, socia de URE.

Valerio - EA8DCA

Tríptico URVAG



Volver