Menú
Está aquí: InicioURVAGRadioafición en el Valle de Güímar

La Radioafición en el Valle de Güímar

Con motivo de la creación de la Sección Comarcal URE del Valle de Güímar, hemos querido hacer una breve historia de la radioafición en el valle y ¡Quien mejor que D. Manuel Dávila (ea8et) para contarnos esta historia!.

ea8etAunque se prepararon por la misma época, el verdadero decano fue D. Oscar (ea8el) ya que a él le dieron las letras antes, fué un hombre dedicado al cacharreo y experimentador con antenas. D. Manuel después de realizar el servicio militar en la marina y teniendo sus primeros contactos con las telecomunicaciones a bordo del Juan Sebastián Elcano, una vez de nuevo en casa empezó a montar sus propias radio galenas y poco a poco las fue mejorando, añadiéndoles válvulas y otros componentes... aún recuerda como escuchaba los partes de guerra. Las radios de D. Manuel fueron las que utilizaron mucha gente para presentarse en Telecomunicaciones. Hoy en día aún las conserva, conserva tantas cosas antiguas que tiene desde la primera revista de la URE hasta el último número publicado.

Usando dipolos, hilos largos y hasta antenas directivas autoconstruidas, se hacían contactos con estaciones de Europa y América en amplitud modulada (AM). Posteriormente, en la década de los setenta, ya se podían adquirir equipos con bandas laterales (SSB),  posibilitando que los contactos fueran más fáciles y a mayor distancia. En esa época comenzó a preparar a futuros radioaficionados en su casa. Llegó a tener hasta a veinte personas en su domicilio, no habiendo sillas para tantos. Daba clases en la banda de 20 metros (HF) y, posteriormente, en la de 2 metros (VHF) para aquellas personas que no podían desplazarse. Nos contaba que había gente que en la Península había aprobado siguiendo sus clases desde el anonimato. Recibió innumerables felicitaciones por ello, era tanto su amor por la radio que después de dar estas clases, por la noche, seguía haciendo radio, tanto en fonía como en telegrafía. Estaba muy activo por esa época, una gran mayoría de los que estamos aquí hemos recibido sus clases. Hizo tantos miembros de URE que se le concedió el botón de oro por su entrega y dedicación.

La primera Sección Local se formó en 1968. Estuvieron bastante activos. Tanto es así que en 1974, y ante la insistencia de la Sección Local  y en especial de D. José Enrique Dávila (ea8jt) creador del diseño del monumento, el Ayuntamiento de Güímar acordó levantar un Monumento al Radioaficionado, el primero de tal índole. Güímar se convirtió en la primera ciudad del mundo en expresar y materializar la importancia de una afición de la que casi nadie se acuerda, sólo cuando hay alguna catástrofe y no hay otra forma de comunicación. También, por la misma época, el Ayuntamiento de Arafo, ante la propuesta de la Delegación, acordó poner nombre de Radioaficionados a una de sus calles. También hay  que recordar que Arafo contó con su propia delegación de URE.

En 1977 el Ayuntamiento de Güímar volvía a ser noticia sorprendiéndonos gratamente a todos al dedicar una plaza, precisamente donde está ubicado el monumento al radioaficionado, a un colega socio de URE, D. Manuel Dávila Santana (ea8et). Son varios hechos históricos que vinculan al valle de Güímar con Radioafición y por lo que todos los colegas de la Sección Comarcal Valle de Güímar estamos orgullosos.monradio 1

Presidió el acto de descubrimiento de la placa que lleva el nombre de nuestro colega Doña Vicenta Díaz Sáez, alcaldesa del ayuntamiento de Güímar, socia de  URE y diplomada clase B, desgraciadamente fallecida. Don Manuel, por tal motivo, pronunció unas palabras, afirmando, entre otras cosas, que "en la Radioafición no existe interés económico sino contacto humano y lo que realmente me hace feliz es que no represento a un radioaficionado con una afición personal que ejercito en solitario sino que en cierta forma represento, y me honro en ello (al igual que el primer monumento en el mundo al radioaficionado), a varios colectivos de personas cuyos escudos en bronce flanquean el monumento en los cuatro puntos cardinales... la URE  es un colectivo de radioaficionados donde no están todos los que son pero sí que son todos los que están, la URE a todos nos incluye y a todos nos representa ante la Administración y ante los Organismos Internacionales". En la actualidad, y tras haber sido remodelada en profundidad, dicha plaza recibe el nombre de Plaza del Radioaficionado, continuando emplazado en la misma el citado monumento.

La antigua sección estuvo funcionando hasta que un "real decretazo de no se qué presidente" dispuso que las secciones de URE con menos de veinticinco socios quedaran disueltas. Así desapareció la Sección Local de Güímar, sólo nos faltaron dos o tres socios para no tener que disolvernos,  por muy poco nos quedamos sin la Sección Local. Algunos socios se fueron a otras Secciones y otros se pasaron a URE Madrid. Dentro de la  Sección Local (Ea8urg ) se había creado un Radio Club que, gracias al mantenimiento de personas como Valerio, Adrian, Joaquín  y otros, sigue funcionando y con el que de aquí en adelante seguro que vamos a tener una relación aún más estrecha si cabe; alguno de sus miembros ya es socio de la Sección Comarcal.

Después de muchos años sin Sección de URE, unos cuantos radioaficionados del Valle y otros que, aún no siéndolo, tenían vínculos con él, nos propusimos la reapertura de la antigua Sección con la nueva denominación de Sección Comarcal Valle de Güímar. Según el artículo 33 del Reglamento de régimen interior, las Secciones disueltas por no llegar al mínimo de 15 asociados podrán recuperar su condición si en un momento dado alcanzan este mínimo. Reuniendo todos los requisitos para ello "Se examinó la petición de los socios de Güímar y poblaciones adyacentes para la reapertura de la antigua sección con la nueva denominación de Sección Comarcal del Valle de Güímar, acordando dar su conformidad a la misma así como el nombramiento de delegado en la persona de EA8NB (Manuel Pérez)... No creemos que lleguemos a la altura de lo que fueron las antiguas delegaciones, pero seguro que lo vamos a intentar y a dejar a la altura que se merecen el nombre de los tres municipios que componen la comarca a lo largo y ancho de nuestro planeta.

Seguiremos con la labor de preparar a las nuevas generaciones y no dejar que la radioafición con las nuevas tecnologías quede obsoleta, que es lo que mucha gente cree que va a pasar con la llegada de internet. Nada más lejos de la realidad, sólo hay que escuchar las bandas cuando hay algún concurso nacional o internacional para darse cuenta de la gran cantidad de radioaficionados y la calidad de operadores existente, incluso me atrevería a decir que en Canarias el listón está muy alto como nos lo demuestran año tras año, quedando en los primeros puestos en concursos internacionales, tanto en fonía como en telegrafía.

Luis de la Rosa - EA8BMG

Volver